17 nov. 2014

Star Wars Knights Of The Old Republic (KOTOR)

Siendo un gran amante de los videojuegos, a la vez que fanático de todo lo que tenga que ver con Star Wars, ¿cómo podía comenzar esta sección, sino hablando de esta maravilla que -para gracia o desgracia-, me ha hecho ser quien soy hoy día?

Para todo aquel que no lo conozca (¡incultos!, es broma...) debería saber que esta maravilla es un regalo desarrollado por la marca Bioware, creadores de, entre otras cosas, mass effect y dragon age (cuya nueva entrega, por cierto, sale al público el 21 de este mes).

En este juego dividido en dos entregas y una tercera entrega fantasma -digo fantasma porque por una cosa u otra esta ansiada tercera parte (que no se sabe si hay algo hecho) aún no ha visto la luz- nos pone en la piel de un tipo, o una, dependiendo del sexo que le otorguemos (tío o tía, no penséis mal, que para la época en la que salió era muy difícil poder ver algo más), que resulta que tiene una conexión con la Fuerza, eso que te hace mover objetos y estrangular gente, pero no recuerda nada de lo que le ha ocurrido antes del momento actual. Vaya, que cosa más curiosa, fijaos que esto de la amnesia es algo totalmente nuevo y a lo que nunca nadie había recurrido (sí, era sarcasmo).

Para situarnos, la historia ocurre mucho, pero mucho tiempo antes de que Yoda llegara al mundo, por lo que los de Bioware tuvieron gran libertad a la hora de crear el mundo y las leyendas de este universo, del que muchos fans sacarían nuevas historias y escribirían muchos libros.

Como antes he dicho, esta saga está dividida en dos entregas: Star Wars KOTOR (mira el título si quieres saber qué significa) y Star Wars KOTOR II, the sith lords. El primero que jugué fue el segundo, el de los sith, que en realidad está desarrollado por Obsidian, aunque Bioware hizo de supervisora, y ayudó en el proyecto. El juego fue uno de los primeros videojuegos de los que no me aburrí y que conseguí pasarme (tenía once años) y me marcó de tal forma que, aunque por esa época ya me gustaba un poco la temática de las espadas de luz y demás, me acabé volviendo un completo friki del Universo Expandido -así se llama a todo lo que existe aparte de las películas de la Guerra de las Galaxias- de Star Wars.

Personalmente, creo que el juego merece su reconocimiento porque consigue meterte en la piel del personaje, y logra que tus decisiones se hagan eco y tengan determinadas consecuencias para ti y para el resto de personajes que te acompañan. Es decir, puedes ser malo o bueno, lo que hará que algunos personajes mueran, que desbloquees distintos poderes de la Fuerza, etcétera. EL único fallo notable que puedo sacarle es que, aunque empieza muy fuerte y dura lo suyo, el final es demasiado rápido y da la sensación de que muchas cosas se quedan a medias, además de que cabrea lo suyo un final tan abrupto, que a muchos nos hizo pensar que se debía a que se estaba trabajando en una nueva entrega, lo que nos dio esperanzas. Unas esperanzas que nos negábamos a abandonar hasta la compra de Lucasarts por Disney y la cancelación de todos los proyectos que tuvieran que ver con Star Wars.

La solución que se les ocurrió fue terminar la saga por dos partes, una novela donde nos contaban qué les pasaba a los protagonistas después de la segunda entrega, y un juego MMO (Massive(ly) Multiplayer Online), que tenía muy buena pinta pero que acabó decepcionando por las expectativas que había generado. Pero de estas dos cosas ya comentaré algo en futuras entradas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario